De Monitos y Risas

Buscando una forma de hacer las cosas

Roscón de Reyes 7 enero 2010

Filed under: Recetario — Elena De Monitos y Risas @ 7:18 pm
Tags: ,

Pues hoy la cosa va de recetas. Me gustaría compartir con vosotros mi receta de Roscón de Reyes. Se ha convertido en una tradición familiar casi más fuerte que la cena de Nochevieja, je, je. Cada año, desde que vivimos juntos mi compi y yo, hago Roscón. Y vienen mis suegris y mi cuñada a desayunarlo. Algún año ha venido mi hermana… ¡desde Melilla! y le ha llevado uno pequeño a mis padres, roscones viajeros…

Este año, además, es el primero en el que Marcos ha participado más activamente en la Navidad, así que ha sido muy especial preparar el Roscón con él cerca (que no ayudando, lo de la cocina sólo le interesa para jugar con el agua en el fregadero). Y precisamente porque este año él lo comía, no ha habido sorpresita en el Roscón, pero tampoco se ha echado en falta, la verdad.

Mi suegra siempre dice que no merece la pena, pero yo creo que se equivoca. Aparte que me gusta hacerlo, así puedo elegir yo los ingredientes, este año casi 100% ecológico, me han fallado las frutas escarchadas y el azahar. Y también puedo hacerlo como le gusta a mi pareja, a rebosar de almendras picadas y frutas, je, je. Y nos lo comemos recién horneado, con la casa oliendo a Roscón, mmm.

No me enrollo más, aquí los INGREDIENTES con los que hago un Roscón grande, como para ocho personas, y uno mediano (o dos pequeños) para regalar:

  • 15 gr. de levadura de panadería (si no encuentras fresca, la marca Vahiné tiene una de panadería prensada que da buen resultado siguiendo las cantidades que indican según la cantidad de harina)
  • 750 gr. de harina
  • 4 huevos (y uno para barnizar)
  • una cucharadita de sal
  • 30 gr. de agua de azahar
  • 195 gr. de leche (una taza sin llenar del todo)
  • 150 gr. de azúcar
  • 150 gr. de mantequilla
  • La piel de un limón y la de una naranja
  • Fruta glaseada
  • Almendras picadas (o laminadas)

Para hacerlo estos últimos años he usado la Thermomix (3.1.) la verdad es que se ahorra un montón de trabajo de amasado, que es una masa difícil, pero antes lo hacía a mano, así que poderse se puede. Os voy a poner cómo lo hago con la THX y cómo lo hacía a mano, seguro que con cualquier otro robot de cocina también quedará bien.

1.- Se echan la levadura y la leche en el vaso, y se programa un minuto, 37º, velocidad 4. Después, 30 segundos a velocidad 10. Con la máquina a velocidad 6, se va añadiendo 250 gr. de harina poco a poco por el bocal, hasta que se integre. Una vez esté la harina añadida, 30 segundos a velocidad 10 y luego 3 minutos a velocidad espiga.

A mano, se mezclan los 250 gr. de harina y la levadura con un tenedor o a mano, y se le añade poco a poco la leche tibia. Una vez incorporados los ingredientes se amasa un rato.

A esta masa se le da forma de bola y se dispone en un recipiente engrasado, en un lugar tibio (35º-40º) y tapada con un paño unas dos horas, doblará su tamaño. A la hora de planificarse, hay que tener en cuenta que la masa ha de doblar tres veces, y cada una llevará dos horas.

2.- Pulverizamos el azúcar a velocidad máxima. Añadimos las pieles de la naranja y del limón y las rallamos junto con el azúcar a velocidad 5, hasta que esté glaseado y sin trozos de piel. Añadimos la mantequilla y programamos un minuto a 37º y velocidad 4, y rematamos con 30 segundos a velocidad 10. Añadimos los cuatro huevos y el azahar, y se mezcla todo durante 20 segundos a velocidad 3. En velocidad 6, añadimos la harina restante (500 gr.) mezclada con la sal, poco a poco por el bocal. Cuando está toda incorporada, mezclamos durante 30 segundos a velocidad 10, y luego dos o tres minutos en espiga. Se añade la otra masa y las mezclamos, a velocidad 6, el tiempo que sea necesario. Ha de resultar una masa pegajosa, pero que se separa de las paredes del vaso y “hace bola”. Si os resulta muy pegajosa, se añade un poco de harina.

Para hacer este paso a mano, rallamos previamente las cáscaras y, si tenemos molinillo, pues pulverizamos el azúcar (si no tampoco pasa nada, aunque puedes comprar azúcar glas). Y para hacer la masa propiamente, se forma un volcán con la harina, depositando en su interior todos los ingredientes, y se va incorporando la harina poco a poco cogiéndola de los lados. Después, se mezclan las dos masas. En caso de hacerla a mano, no quedará tan pegajosa como la hecha a máquina (en máquina la masa se calienta más, por lo que queda más pringosa), sino que se tiene que separar bien de las manos. Si no, se añade harina poco a poco, hasta que esto ocurra.

Pasamos esta masa a un recipiente engrasado y, de nuevo, la dejamos levar durante dos horas en un lugar cálido y resguardado.

NOTA: las cáscaras de limón y naranja no han de llevar de la parte blanca, porque amarga. Así que ten cuidado cuando la peles o rayes. Por cierto, en esto sí que merece la pena comprarlos ecológicos, ya que en las cáscaras de los cítricos “normales” van cantidad de ceras para que brillen, además de los productos químicos usados en su cultivo. Si no puedes o no quieres comprarlas Eco, friégalas muy bien, con jabón y estropajo, y enjuágalas a conciencia.

3.- Una vez que ha vuelto a crecer, tomamos la masa y hacemos una tira con ella. Le damos la forma de Roscón con el cierre hacia abajo, y la colocamos sobre un papel de hornear, o en la bandeja engrasada o donde vayamos a hornear el Roscón, teniendo en cuenta que va a crecer de nuevo.

A mí es una masa que me parece rebelde, así que lo que suelo hacer es colocarla a lo bruto sobre la superficie sobre la que lo voy a hornear y ahí mismo le doy la forma de Roscón, sin hacer tira sino que le abro el agujero “a mano”.

Si le colocas sorpresa, este es el momento. Hazlo dejando la inserción por debajo del Roscón.

De nuevo, dejamos reposar la masa cubierta por un paño.

4.- Precalentamos el horno a 180º. Barnizamos el Roscón con huevo batido mezclado con un poco de agua y colocamos la fruta, las almendras (si le pones) y lo espolvoreamos todo con azúcar. Al horno 20 minutos y listo!! Por cierto, este es el tiempo para un Roscón hecho con algo más de la mitad de la masa resultante, y en mi horno. Vaya, que no le quites ojo al tuyo no se vaya a pasar.

A mí a veces, sobre todo si hago roscones pequeños, se me cierra el agujero en esta fase de levar. No pasa nada, se le abre a mano (antes de barnizar) con cuidado. En este punto la masa es suficientemente “fuerte” para soportarlo sin “bajar”.

También puedes, como hago yo, preparar todo el día 5, y hacer este último paso (barnizar-decorar-hornear) la misma mañana de Reyes, apenas se lleva media hora y te comes el Roscón recientito recientito.

Y para terminar, el testimonio gráfico. Como podéis ver, el grande no llegó a la foto, pobre,😀.

Roscón de Reyes

Roscón de Reyes


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s